Sala BBK (Bilbao)

Enero 2013

Amigo personal de gente como Bruce Springsteen y Lou Reed, fue uno de los muchos “nuevo Dylan” a mediados de los 70. Tras grabar su cuarto álbum, Just A Story From America, en 1977, la discográfica (Columbia) lo dejó en la calle.



Desde entonces ha sido lo que podemos llamar un artista de culto: vive en París, publica discos regularmente, sus fans lo adoran, la crítica también, y sus colegas le admiran (Springsteen colaboró en su disco Selling The Gold, en el tema “Everything I Do” ). Sin embargo, las grandes discográficas le dan la espalda.



Da cientos de conciertos al año en salas pequeñas por toda Europa, siempre acompañado del guitarrista Olivier Durand, y en ocasiones, con banda completa, los Normandy All Stars.



Musicalmente tuvo una segunda juventud con los fantásticos discos Beauregard, Rainy Season y Soul Surfing (además de excelentes discos en directo). Desde entonces su producción discográfica es bastante irregular, aunque sus conciertos siguen siendo intensos.



En el año 2013 ha lanzado un nuevo disco en el que vuelve a sus raíces con el título "It Takes A Worried Man".

 

 

ELLIOTT MURPHY