The Fakeband en la Sala Fever: la crónica

Segunda oportunidad de ver a los getxotarras The Fakeband presentando su reluciente nuevo disco “Shining on Everyone” tras la presentación del mismo en el Kafe Antzokia. Esta vez la sala elegida era la Fever de Santana 27 y contaría con los "resucitados" The Magic Teapot como grupo telonero.


Con cierto retraso y entre efluvios de incienso, luces estroboscopicas y psicodelícas proyecciones se subieron al escenario los Magic Teapot que tras su exitoso paso por el ciclo Izar & Star han reactivado su carrera con Sara Iñíguez a la voz solista. Con su acid rock de inspiración californiana que recuerda a Jefferson Airplane, a Janis Joplin y su Big Brother and the Holding Company, a Grateful Dead o a Quicksilver Messenger Service, interpretando de estos dos últimos grupos sendas versiones nos hicieron retrotraer al San Francisco hippie de finales de los 60 a base de punteos lisérgicos, guitarras de doce cuerdas y energía rítmica. Muy buen concierto de un grupo que esperamos ver de nuevo.


Tras los Magic Teapot subieron al escenario las estrellas de la noche: The Fakeband. Su concierto presentación contó con instrumentación añadida (teclados y saxo) pero esta vez defenderían sus canciones en formato básico, guitarras, bajo y batería, por lo que resultaba interesante ver como las abordaban. Desde la primera canción, la melancólica "Back On The Road" (hummm... deliciosa esa harmónica) hasta la última del set list, la soulera "Get You Back", con Alfredo sacando chispas de su preciosa Grestch naranja quedó claro que la banda ha interiorizado sus temas nuevos, los ha madurado y su interpretación en directo ha ganado enteros frente al disco, adquiriendo más garra stoniana ("Full Me" con ese final extendido a puro guitarrazo), ritmo beat ("Healing Time") o empuje power popero ("Top Of The World") siendo el directo una experiencia nueva y complementaria a la escucha del cd, y esperemos que pronto el vinilo.


Intercalados entre los temas nuevos sonaron los de su anterior trabajo “Too late, too bad” que también han crecido perdiendo parte del delicioso sonido soft californiano del plástico en favor de un mayor empuje roquista tanto en la voz de Txomin como en las guitarras y en la base rítmica, encajando perfectamente con el nuevo repertorio como quedó demostrado al enlazar "Full Me" con "Don´t Save My Life", en uno de los highlights de la velada.


Los bises comenzaron con un guiño a su experiencia como impersonators de The Band eligiendo un "It Makes No Difference", uniendose Sara Iñiguez a los coros, y que sonó totalmente a The Fakeband y finalizaron con una reivindicación de su primer trabajo al terminar el bolo con un fenomenal "Too Late Too Bad" que sonó a gloria.


Hemos visto muchas veces a la banda en directo, interpretando sus temas, los del último vals de The Band, los de Dylan o los de Neil Young y siempre su nuevo concierto es mejor que el anterior. Esta vez tampoco era la excepción, por eso estamos deseando ver de nuevo a The Fakeband. Porque sabemos que ese nuevo concierto será mejor que el visto el pasado sábado, y eso amigos, tiene que ser toda una experiencia.


Una nueva crónica de Javier Parro para Rock In Focus

Entradas destacadas
Entradas recientes