Ha Ha Tonka: crónica y fotos

Fecha: 25 de Mayo de 2014

Sala: Kafe Antzokia - Bilbao

Redactor: Javier Parro

Fotografías: Eneko Garcia Ureta



Creo que todo el mundo estará de acuerdo conmigo si digo que los domingos no son el día más ideal para programar conciertos, y por eso no nos sorprendió la poca afluencia de público que el pasado domingo se dio cita en el Kafe Antzokia para presenciar el concierto de Ha Ha Tonka. De hecho las crónicas de sus anteriories conciertos por el estado hablaban de asistencias que no alcazaban la centena, pero lo que relamente me sorpendió fue que la media de edad del público fuera esa ya habitual horquilla de entre treinta y cuarentantantos que siempre acude a los bolos y la falta absoluta de jovenes veinteañeros, a excepción de nuestra amiga Begotxu y de otra joven que acompañaba a sus padres, (o ¿era al revés?) y todo ello pese a que su sonido está emparentado con Arcade Fire y con Mumford & Sons, dos bandas que estusiasman al público festivalero, público que mayoritariamente es veinteañero.


Podríamos hacer mil y una disquisiciones acerca de porqué ese indiferencia de la juventud a todo lo que no sea moderno, sea popular o mole, y esa carencia absoluta de criterio propio, pero creo que este no es el lugar ni el momento, así que no lo haremos, por que este es el lugar y el momento para comentar el fabuloso concierto que los Ha Ha Tonka nos ofrecieron.


Con cerca de media hora de retraso y con apenas cincuenta personas en el publico aparecieron en escena los miembros de la banda con acústica, el cantante, mandolina electrificada, bajo y batería básica, y empezaron con temas de su reciente disco "Lessons", como "Dead to the World" y "Colorful Kids", canciones que recuerdan a los antes citados Mumford & Sons por su alegre carga folkie. Con ellos intentaron caldear el gelido ambiente del Kafe Antzokia, cosa que consiguieron con los siguientes temas, "Lonely Fortunes" y "Made Example Of" extraidos ambos de su anterior trabajo "Death of a Decade" y en los cuales el folk esta más presente, recordando en ocasiones a los REM de "Automatic for the People" o "Out of Time".


Tras un country "Pied Pipers", el guitarra cambio mandolina por electrica y dio comienzo una nueva fase del show, más indie, demostrando que en esta nueva etapa la banda tiene querencia por sonoridades que les acercan a grupos como Band of Horses o los Wilco menos experimentales, recurriendo para ello a temas de sus primeros trabajos como "St. Nick On the Fourth in a Fervor" o "Caney Mountain" que combinaron con recientes como "The Past Has Arms", "Arabella" o "Lessons", canciones estas dos últimas que fundieron para dar por finalizada la fase más guitarrera del bolo.Para estas alturas del bolo la banda había conquistado al público y para rematar al faena se descolgaron con dos temas en clave gospel, sobre todo un delicioso "Hangman", en los que dejaron patente que los cuatro miembros del grupo, amen de ser excelentes músicos, cantan perfectamente.


Y como guinda del pastel se volvieron a colgar los instrumentos, en este caso la mandolina y pusieron la sala patas arriba con tres temas: "Rewrite Our Lives" que el público, a peticion del cantante, acompañó a los coros, un tremendo "Usual Suspects" de su anterior disco y que consiguió arrancar algún timido salto de parte del público y "Synthetic Hearts", tema con el que terminaron de forma brillante el concierto, de nuevo con el público ayudando en los coros.


Y por si no habiamos tenido suficiente, para los bises se guardaron dos sorpresas, un cover del clásico de Tom Petty "Learning To Fly" convenientemente ralentizada para adaptarla al estilo de la banda pero sin perder un ápice de su épica y que entusiasmo a Eneko y un festivo "Black Betty" de Ram Jam que sirvió para que se lucieran como instrumentistas.Tras acabar el bolo, practicamente la totalidad el público acudió al stand de merchandising para hacerse con cds, vinilos, camisetas, sacarsse fotos con el grupo o departir con ellos, consiguiendo que la banda se fuera de Bilbao con un buen sabor de boca. No obstante nosotros nos fuimos con un sabor un tanto agridulce, dulce por el espléndido concierto que habíamos visto y agrio porque en otras circunstancias, con la sala más concurrida, a buen seguro lo hubieramos disfrutado aún más.


Puedes ver el resto de las fotos del concierto en el siguiente enlace:


HA HA TONKA - KAFE ANTZOKIA

Entradas destacadas
Entradas recientes