Música Bajo el Agua: Tulsa y Sonic Trash


Captura de pantalla 2015-03-16 a las 21.33.10.png

En una fría, lluviosa y desapacible tarde de viernes la mejor opción era tomar algo en algún local o disfrutar de la música en directo; nosotros optamos por esta última. Por doble partida. Dentro del ciclo MÚSICA BAJO EL AGUA la Alhondiga bilbaína programaba el concierto de Tulsa, la banda Miren Iza, que aprovechaba la oportunidad para presentar su nuevo disco 'La calma chicha', un trabajo en el que desnuda sus canciones de instrumentación rockista (bajo, guitarra y batería) y las reviste de ropajes electrónicos dandoles una nueva dimensión.


Ante un inesperado sold out se presentó la banda, Miren Iza, Martí Perarnau, Javi Carrasco, Charlie Bautista y la aportación puntual a la guitarra de Alfredo Niharra, comenzando con temas conocidos de anteriores trabajos como "Algo Ha Cambiado Para Siempre" adaptados a las nuevas sonoridades electrónicas que para el directo se traducen en dos teclados y batería más bases pregrabadas y la personalísima voz y guitarra de Miren Iza, a los que se añadió Alfredo Niharra en algunos temas para lucirse con la guitarra electrica.


Superados los problemas técnicos del comienzo el pase se centró en los temas nuevos como "Los Amantes del Puente", melancólica y cadenciosa, la rítmica "Gente Común" o la final "Los Ilusos" que se alargó como lo hace en el disco. No se olvidaron de temas antiguos como ese fenomenal "Matxitxako" que se reservaron para los bises, terninando el bolo de forma semi acústica contratastando con la instrumentación electrónica que había predominado a lo largo del concierto.


Más que airosa salió Miren Iza de la presentación de su nuevo trabajo en un formato íntimo y reducido que se adapta a la perfección a la nueva orientación que ha dado a su grupo Tulsa. Y de la pulcritud artística del atrio de la Alhondiga pasamos a la atestada planta de arriba del Kafe Antzokia donde Sonic Trash también presentaban disco nuevo, el fenomenal "Látigo" que regalaban con la entrada al bolo.


A rebosar, como decíamos, estaba la sala y con el público impaciente porque empezara el bolo que lo hizo a ritmo de chingada guey tal y como lo hace el disco con el tema "El Baile del Cocodrilo". A partir de ahí la pequeña sala se llenó de guitarrazos punks en "Santo Tomás", frenético psychobilly en "Zamudio Boogie" o loco saxo en "Látigo" junto a recuerdos de anteriores trabajos como ese tremendo "Hey Chica!" con el que terminaron el concierto. Para los bises se reservaron una electrizante versión del clásico de Nancy Sinatra "These Boots Are Made for Walkin'" que puso patas arriba la sala que terminó de enloquecer con ese brutal "Cabronazo" de su anterior disco.


Conciertazo que redondeó una divertida noche a la que la sesión de djs posterior al bolo hubiera puesto la guinda pero obligaciones más altas nos impidieron asistir. Tal y como estaba la sala y el personal tuvo que estar genial.

Entradas destacadas
Entradas recientes